Un golpe que debemos solucionar nosotros mismos

Nadie estamos exentos de golpes en el coche, cualquier día dejas el coche para pasar a los niños al cole y cuando sales te das cuenta de que el retrovisor de tu coche está en el suelo, ni rastro de quien ha podido ser. Este tipo de cosas pasan mucho más a menudo de lo que pensamos, un arañazo que se ve claramente porque se ha quedado la pintura del otro vehículo, un golpe en la puerta, cualquier tipo de problema que muchos no solucionan y dejan que se coma el marrón el dueño del coche. Este tipo de disgustos deberían terminar si todos fuéramos consecuentes con nuestros actos, si al dar un golpe a un coche sin querer al menos dejáramos una nota con nuestros datos, los seguros están para algo y debemos dejar que sean ellos los que se encarguen de solucionar el problema, pero parece que paras algunos es más fácil darse a la fuga escurrir el bulto y que la persona es cuestión se apañe solo.

Cuando nos vemos en una situación como esta no queda más remedio que solucionarlo como podamos, al no haber un seguro que se haga responsable no queda más que buscar la forma de poder arreglarlo, desde luego tener que pagar por ejemplo por un retrovisor por un gracioso que no ha querido dar la cara no es de gusto para nadie, pero en una situación así no queda otra que agachar la cabeza y ver que es lo que se puede hacer. Es en situaciones como esta que más echamos mano de un desguace, es gracias a ellos que podemos encontrar el mismo retrovisor en perfecto estado y mucho más barato, por ello es que en momentos así los desguaces se convierten en los mejores aliados para cualquiera. Es verdad que llega la hora de tener que estar detrás del lugar en el que tengan nuestro mismo coche ya que otro no nos va a servir, así que no queda otra que echar mano de internet allí vamos a dar enseguida con la solución, poder encontrar un sitio como desguacesgranada.com y solucionar el problema.

Situaciones como esta se dan más de lo que quisiéramos, así que tengamos un poco más de respeto y civismo hacia los demás y no dejemos que se vayan con el coche roto, ya que cuesta muy poco hacernos cargo de lo sucedido.

Leave a Reply